Certificación Energética de Calidad

Le recomendamos que exija una Certificación Energética de Calidad para su inmueble, realizado por un técnico competente, tanto en titulación como en conocimientos sobre certificación energética.

Un certificado que no se ajuste a la realidad puede conllevar graves sanciones (según el RD 235/2013) además de los perjuicios derivados de su inclusión en una compra-venta o arrendamiento.

Debe exigir al profesional el desplazamiento obligatorio para una toma de datos in situ, inspección de los sistemas constructivos, de las instalaciones, tanto individuales como comunitarias afectadas, etc.

Una Certificación Energética de Edificios debe contar como mínimo con los siguientes aspectos:
Definición constructiva

  • Definición de la envolvente (con especial atención a la definición de la transmitancia térmica de los cerramientos)
  • Definición de puentes térmicos (se debe ajustar a la realidad de la edificación), su correcta selección y determinación serán fundamentales para lograr una Certificación ajustada a la realidad.
  • Definición de particiones y otros cerramientos especiales.
  • Definición de patrones de sombra (lo cual implica conocer el inmueble y el resto de edificios cercanos que arrojen sombras sobre este).
  • Definición de los elementos de protección solar sobre el hueco, absortividad del marco…

Definición de las instalaciones

  • Definición necesaria y obligatoria de todos los equipos del inmueble.
  • Definición de los equipos de acs (tipo de equipo, fuente de energía, rendimiento estacional, tipo de aislamiento del equipo, etc.)
  • Definición de los equipos de calefacción
  • Definición de los equipos de climatización
  • Definición de los equipos de energía solar
  • Definición de las instalaciones centralizadas
  • De todos los equipos se deberá conocer su antigüedad, su rendimiento, su potencia, es decir,  sus características fundamentales

Medidas de mejora

  • El certificado debe incluir una serie de medidas de mejora que le permita mejorar su certificación energética.
  • Estas medidas deben ser reales y realizables, y en todo caso, ajustadas a su inmueble.

El Certificado de Eficiencia Energética es un documento oficial, que se debe registrar convenientemente en la administración y del cual se derivan grandes responsabilidades tanto para su redactor como para el propietario del inmueble.